Defendemos responsablemente los intereses de nuestros clientes.

Tanto en los órdenes jurisdiccionales civil y mercantil como en los más variados asuntos, siempre desde un planteamiento constructivo y razonable que atiende a un equilibrio entre las soluciones perseguibles y el coste de medios a emplear para ellos: reclamaciones de impagados, herencias, ejecución de contratos, indemnizaciones, etc.

Especial interés tiene el Derecho de Familia, destacándose la experiencia desarrollada en materia de separaciones y divorcios, a las que se le proyecta adicionalmente la perspectiva fiscal de las soluciones a plantear